Delivery de Anses: violan la cuarentena y cruzan la frontera para llevar dinero a Encarnación

Una investigación periodística de Misiones Cuatro puso de relieve la existencia de un fuerte clientelismo de frontera en Misiones, y que además derivó en un procedimiento policial en el vecino país que sumó otra prueba de la entrega de beneficios sociales del Estado argentino a ciudadanos paraguayos a cambio de su participación electoral.

En la últimas horas, las autoridades paraguayas desarticularon una red de “paseros” de dinero, proveniente de los distintos beneficios que otroga el Anses a ciudadanos paraguayos, que por el cierre de las fronteras no podían cobrar en Argentina.

El procedimiento realizado en Paraguay finalizo con la detención de dos trabajadores de Aduana y con el secuestro de más de 600 mil pesos en efectivo que iba a ser entregado a los diferentes ciudadanos paraguayos que cobran irregularmente los planes del Estado argentino.

Misiones Cuatro había accedido, en exclusiva, a un testimonio de una ciudadana de Encarnación que denunciaba a la red delictiva que operaba impunemente en el puente internacional.

Los detenidos son funcionarios de la Aduana argentina que prestaban servicios diariamente en la aduana paraguaya, en control de carga de camiones del lado paraguayo.

La investigación paraguaya comenzo al menos hace dos semanas y según pudo confirmar M4, habría más personas involucradas. Uno de los detenidos es un agente de transporte aduanero y el otro es funcionario de Aduana.

En esta primera etapa, el operativo, termino con el secuestro de alrededor de 35 tarjetas de debito con las cuales se cobraban el dinero de Anses.

Debido a la cuarentena y al cierre de las fronteras en Misiones, los integrantes de esta organización delictiva recolectaban las tarjetas de débito de los ciudadanos encarnacenos que cobran ilegalmente distintos beneficios del Anses, luego realizaban el cobro del dinero en los cajeros de Posadas y después entregaban el efectivo en su país de residencia.

Las evidencias incautadas son contundentes. Los “paseros” cobraban un monto por cada transacción y luego entregaban el resto a los paraguayos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *